Projecto:
Havanalandia o ¡Que chiquito es el mundo! – 1994

Havanalandia es una serie de oleos sobre madera (tamaño aproximado 12″ x 8″) con factura naïve, donde la Habana se pinta ingenua y simple, maquillada y a la venta tipo tarjeta postal (de ahí el tamaño pequeño de los cuadros).
Una ciudad escenográfica, en la que sus habitantes, cual hormigas y fuera de todo guión, continúan su comportamiento abierto e indecoroso, ignorando ser observados. Para estas pinturas selecciono el estilo naïve, como el vehículo comunicativo mas coherente para transmitir la ingenuidad con que el coloreado intenta cubrir la realidad gris y opaca. Esta serie, que empieza como experimento antropológico, termina siendo parte de mi tesis de grado del I.S.A.
Sorprendentemente noté que el espectador casi en su totalidad identificaba estas pinturas como la Habana real; y que lo que comenzó como una ironía de mi parte, se convirtió en la materialización de lo que la mente de quienes conocían a la Habana querían ver y a la larga lo que percibían como existente.

Habanalandia 009
Habanalandia 002, 1995
Habanalandia 003
Habanalandia 005
Habanalandia 006
Habanalandia 007
Habanalandia 008
Habanalandia 010
Habanalandia 011
Habanalandia 012
Habanalandia 014
Habanalandia 015
Habanalandia 018
Habanalandia 020
Habanalandia 021
Habanalandia 023
Habanalandia 029
Habanalandia 030
Habanalandia 035
Habanalandia 036
Habanalandia 037
Habanalandia 039
Habanalandia 040
Habanalandia 042
Habanalandia 043
Habanalandia 046
Habanalandia 047
Habanalandia 049
Habanalandia 050